lunes, 1 de mayo de 2017

Cosas a tener en cuenta al comprar un televisor nuevo

Si estás pensando comprarte un televisor nuevo hay una serie de preguntas que te tienes que hacer...

¿Realmente necesito una tele nueva?

La trampa del consumismo siempre nos está tentando, pero cuando compras un nuevo electrodoméstico es como un melón, no sabes como te va a salir hasta que lo abres y lo pruebas, aunque sigas las recomendaciones siguientes.
En los televisores también hay que tener en cuenta que los nuevos modelos, presentan nuevas incompatibilidades y pegas porque siempre son un mundo nuevo, ¿te merece la pena? ¿tu televisor actual realmente no cubre tus necesidades? ¿se ha roto y no se puede reparar a un precio razonable? (esto posiblemente sea así, y solo te merezca la pena repararla si lo haces tu mismo).
   

¿Qué es innegociable?

  • Botones EN EL PROPIO TELEVISOR de manera que sea posible usarlo completamente sin mando a distancia (sintonización incluida). Esto es muy importante porque el día que el mando se rompa, o peor el televisor deje de entenderse con él te has quedado sin tele.
  • Full HD mínimo: mucho cuidado que todavía venden televisores HD READY
  • Conectores imprescindibles: euroconector, vídeo compuesto, al menos 2 HDMI (mejor 3 o más), puerto USB, VGA
  • Debe soportar varias resoluciones gráficas para PC, por lo menos la nativa y el modo texto (si no no entras ni en la BIOS).
  • Sintonizador HD TDT
Hay que rechazar sistemáticamente cualquier televisor que no tenga entradas de vídeo analógicas.

¿Qué es deseable, pero no imprescindible?

  • Conector por componentes.
 

¿SmartTV o no smartTV?

NO SMARTTV, ¿por qué? porque estos televisores te permitirán ver lo que te permita hacer el fabricante, muy limitado, nada configurables, no sabes si te activan la webcam o los micrófonos para espiarte.
Una opción mucho más sensata es pillarte una tele SIN smartTV junto a una raspberry pi y, sólo si quieres ver plataformas de pago con DRM, un buen pincho con Android.
   

Tamaño

Cuanto más grande mejor, pero si estás limitado por el espacio de un mueble busca una que tenga el marco pequeño para poder poner la de más pulgadas posible pero dejando un poco de hueco para que el calor pueda disiparse y así garantizar la duración del aparato.
Eso sí, recuerda que a más grande más cara, si no tienes limitación de espacio a lo mejor tienes que buscar la que tenga mejor relación precio/pulgadas.
   

¿Extras? No gracias

  • Los televisores 3D han resultado un fracaso, no pagues más por esa funcionalidad
  • ¿Ambilight? Si te gustan estos efectos recuerda que la propia raspberry te permite hacerlos, haz números (a mi me molesta, me parece hortera y no los quiero). 

¡Que no te lleven al huerto!

Si vas a un centro comercial no dejes que el vendedor te coma la cabeza, si te dice que algo que quieres ya no existe porque no lo tienen los televisores modernos posiblemente te esté mintiendo para llevarse su comisión, en realidad lo que está diciendo es que no tienen lo que quieres.

Ve siempre con las ídeas claras y con lo que quieres impreso de casa, si no lo tienen... ¡adiós, muy buenas!

Mucho cuidado con las ofertas de catálogo, hay que informarse muy bien, ya que muchas veces son televisores con limitaciones o defectos ocultos que te puedes dar cuenta a las semanas de estar en casa o cuando le pides algo más, por ejemplo, limitaciones en los modos de vídeo como me pasó con mi Sony Bravia (no tenía modo de texto, ni se podía ver la BIOS del ordenador).
Y por supuesto, antes de comprar, comparar en todos los sitios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario