martes, 11 de abril de 2017

Disquetera USB desde GNU/Linux

Hace unos días se me estropearon a la vez los dos ordenadores que tienen disquetera justo cuando tenía que acceder a unos datos que tenía en unos disquetes.
Mientras encuentro una solución a esos dos equipos me he comprado una disquetera por USB por unos 13 pavos, concretamente ésta:

Al principio estaba un poco reacio por los comentarios que he visto en foros de emulación sobre el funcionamiento de estos aparatos, pero los resultados por ahora son bastante alentadores y por el hecho de que, como suele ser habitual, no ponía por ningún lado que fuera en GNU/Linux, pero el hecho de que no necesitara drivers y que funcionara también en Mac me dieron una pista de que no iba a dar problemas con el pingüino.

Funcionamiento

Para pasar archivos funciona igual que un pendrive, el modo de proceder más seguro sería éste:
  1. Introduces el disquete en la disquetera.
  2. Conectas las disquetera a un puerto USB.
  3. Trabajas con ella como si fuera un pendrive cualquiera (de hecho a mi me la reconoce como sdc, pues tengo un disco duro y un disco solido).
  4. Cuando terminas la desmontas, aunque recomiendo antes de sacar el disquete o desmontarla teclear el comando sync dos veces por seguridad.
  5. Ya puedes sacar el disquete y desconectar la unidad.
Para tostar una imagen de un disquete se hace como un pendrive o microsd cualquiera con el comando dd y teniendo como siempre la precaución de que si nos equivocamos de dispositivo machamos el contenido del mismo. 
Grabar una imagen de un disquete (siempre como root):
dd if=/dev/sdc of=mi_imagen_de_floppy.img
Recrear una imagen en un disquete (siempre como root):
dd if=mi_imagen_de_floppy.img of=/dev/sdc
Recuerda que si estás en Ubuntu o raspbian hay que poner sudo antes de cada comando, y si estas en Debian 8 de PC ejecutar antes el comando su - para convertirnos en root.

Otras características

He conseguido arrancar desde un disquete poniendo en la BIOS que inicie desde el USB Floppy, eso sí, si el equipo es muy moderno el Secure Boot te puede dar la lata pero eso es problema de ese infame sistema no de la disquetera.
Por otro lado he conseguido recuperar información de un viejo disquete SD, lo que abre la puerta a su uso para pasar disquetes a mi Amstrad CPC :D
Va sensiblemente más rápida que las disqueteras tradicionales y por lo que pone en la etiqueta consume sólo medio amperio, dato muy interesante para conectarla a la raspberry pi por ejemplo.

Este es el modelo en cuestión, por ahora muy contento con el cacharrito:

El único defecto que le he encontrado por ahora es que el cable está unido a la unidad en lugar de tener un conector miniUSB normal y corriente, por lo que hay que tener cuidado con el cable, sobre todo porque la caja en la que viene es muy justita (mejor guardarlo en otra algo más grande para que el cable esté más libre).
Ya os contaré si consigo resucitar a mis viejos pentium II y IV o si tengo que rescatar el pentium III que está en casa de mis padres y si hago algún experimiento con alguna aplicación retroinformática.

2 comentarios:

  1. ¿El disquete del fondo pone "Continente"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muchos disquetes han ido cayendo con los años pero otros han aguantado muchos más años de los que decían que iban a durar.

      Eliminar