viernes, 18 de enero de 2019

Quitar Windows de un arranque dual y dejar solo GNU/Linux

Esto es algo que hice hace muchos años cuando me di cuenta que un Windows nativo era más un dolor de cabeza que una ayuda a nada.

Esto es lo que hice:
  1. Sacar copias de seguridad, lógicamente de la partición con Windows pero también del resto, por precaución.
  2. Si tu placa tiene Secure Boot desactívalo en las opciones de la UEFI (la "nueva" BIOS).
  3. Arrancas con gparted live.
  4. Borra la partición donde tenías Windows 7. 
  5. Agrandas las particiones que te interesen para aprovechar ese espacio. 
  6. Vuelves a arrancar GNU/Linux y tecleas como root:
    update-grub2 
Y ya está.

Para más detalles sobre como jugar con gparted podéis echar un ojo a este vídeo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario